Manar 2017





¡Queridos amigos!

Con muchas ganas despido este año encarnizado.
Deseo con todas mis fuerzas que la SALUD impere. 
A cada uno de vosotros en particular y al mundo mundial en general. 

La salud física ¡claro!
Y, también, la salud de pensamiento, de sexo, de tacto, de olor, de vista, de oído y de gusto.

Como escribió Dámaso...
Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.